PRINCIPIO DE EQUIDAD, INCLUSIÓN Y PARTICIPACIÓN

Bajo este principio Lorategi orienta su actuación a tratar de restablecer la justicia allí donde existan condiciones de desigualdad. Por equidad nos referimos a que el acceso a la satisfacción de las necesidades humanas y el trato que se reciba en dicho proceso tienen que ser de acuerdo a las condiciones y necesidades particulares de cada persona o grupo humano.

La equidad implica que todos deben tener una oportunidad justa para lograr plenamente el desarrollo de su potencial humano y que nadie debe estar desfavorecido para lograrlo en la medida que ello pueda evitarse. A nuestro entender, la forma en que una sociedad trata a sus miembros menos favorecidos refleja el valor que confiere a la vida humana, ya sea de manera explícita o implícita.

La inclusividad conlleva el proceso de crear las condiciones que propicien la implicación de todas las personas en las decisiones que les afectan, que todas las personas se sientan invitadas a participar o, en otras circunstancias, se sientan representados por quienes participan. Desde Lorategi asumimos el compromiso de esforzarnos por tener muy en cuenta a quienes tradicionalmente han sido marginados o excluidos (mujeres, personas jóvenes o mayores, etc.), para que nadie se quede fuera del proceso que le afecte.

La participación representa un acto de voluntad individual para tener parte en alguna actividad pública, la cual no se puede imponer (no sería participativo un proceso que no permite a las personas la decisión de no participar). Sin embargo, la participación trasciende el acto individual, para que sea efectiva hace falta una acción organizada que adquiera un sentido de decisión colectiva, supone una intervención en igualdad de condiciones con los demás agentes sociales (administración pública, empresas privadas, entidades sociales, grupos de interés, etc.) en la toma de decisiones.

Desde esta perspectiva, las iniciativas sociales de Lorategi serán un lugar privilegiado para la participación y la promoción del desarrollo humano y comunitario. Desde esta perspectiva entendemos que deben ser las propias personas quienes diagnostiquen sus problemas y participen en los procesos de toma de decisiones sobre el diseño, elaboración, implementación y evaluación de las políticas públicas, mejorando su capacidad de construir su propio destino desde la autonomía e interdependencia.

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close